Los hipopresivos en fisioterapia

Ejercicio de abdominales hipopresivos

Los hipopresivos en fisioterapia

Noticia escrita el: 15 MAR 2021

La gimnasia hipopresiva nació en 1980, fruto de las investigaciones del Doctor Marcel Caufriez, un médico de origen belga que, trabajando con mujeres con problemas en la zona del suelo pélvico, descubrió que los abdominales superficiales y la forma tradicional de trabajar estos músculos empeoran la situación. A partir de ahí, desarrolló un método basado en el trabajo en apnea («sin aire»), la mejor manera de tonificar la zona abdominal y pélvica.

 

El objetivo de estos ejercicios es el de reprogramar -reeducar- el músculo abdominal profundo llamado transverso abdominal, para que se vuelva a contraer de forma óptima y pueda dar verdadera estabilidad a la zona. Este músculo es el más profundo de la zona media del cuerpo y su función es de corsé o faja, ya que sujeta los órganos internos. Cuando estornudamos o reímos, este músculo, en un acto reflejo, debe contraerse para proteger los órganos. La gimnasia hipopresiva ofrece, junto con la técnica de Pilates y la reeducación postural, un tratamiento integral del abdomen y la cintura. Te explicamos a continuación todos los detalles de la gimnasia hipopresiva.

 

  1. Beneficios sorprendentes

 

La gimnasia hipopresiva tiene múltiples beneficios, tales como: reducir el perímetro de la cintura, mejorar la postura corporal, aumentar el tono del suelo pélvico y de la faja abdominal, aumentar la fuerza de contracción del periné, mejorar la vascularización y la resistencia, incrementar la fuerza explosiva y la capacidad anaeróbica, favorecer las funciones sexuales en subir el nivel de sangre que llega al suelo pélvico o frenar y prevenir la incontinencia urinaria, entre otros.

 

  1. Abdominales sin riesgos

 

A diferencia de los abdominales tradicionales, los hipopresivos no ocasionan distensión del periné ni del transverso. En vez de eso, consiguen tonificar el periné, solucionando determinados tipos de incontinencia urinaria y reduciendo el perímetro de la cintura.

 

  1. Reprogramar el cuerpo

Lesiones en la espalda, engrosamiento de la barriga, incontinencia… Las causas de estos problemas son los tejidos músculo-conjuntivos que no son capaces de aguantar los órganos. La solución pasa por incrementar el tono de reposo de la faja abdominal y del suelo pélvico a través de los ejercicios hipopresivos.

 

  1. Es ideal en el posparto

 

Teniendo en cuenta que está totalmente contraindicado practicar abdominales convencionales durante el período posparto, los ejercicios hipopresivos son la herramienta de trabajo ideal para favorecer la colocación de los órganos internos y recuperar el tono abdominal y del suelo pélvico.

 

  1. Favorece las relaciones sexuales

 

Estamos ante una técnica con beneficios para la salud más íntima, tanto de hombres como de mujeres, por igual, ya que aumenta la propiocepción y el riego sanguíneo en los tejidos de los órganos sexuales y mejora la sensibilidad de estos órganos. Todo ello sin necesidad de intervención quirúrgica y sin ingesta de fármacos.

 

  1. También existen ciertas contraindicaciones

 

Los ejercicios hipopresivos están contraindicados en algunos casos (hipertensión, gonartrosis, coxartrosis, prótesis o intervenciones quirúrgicas en rodillas, caderas o pies). Durante el embarazo no se recomienda, ya que aumenta la contractibilidad uterina.

 

¿Cómo son los ejercicios?

 

En los ejercicios hipopresivos se parte de la apnea respiratoria, es decir, hay que quitar completamente el aire de los pulmones y, una vez no queda nada, comenzar a dirigir el abdomen y el ombligo hacia la columna. El ejercicio consiste en mantener esa posición y sostener la apnea el mayor tiempo posible.

 

Últimas Noticias Ver todas